viernes, 27 de junio de 2014

#DiezNosLibre: ¡Habemus talentum!

¡Muy buenas otra vez!
Por fin, y tras meses de encerrarme a estudiar y memorizar párrafos, puedo decir que soy libre. El pasado viernes me gradué de la ESO y ya disfruto del verano. Nunca antes había agradecido tanto unas vacaciones. ¿Vosotros qué tal? Ahora sí que sí voy a poder dedicarle mucho tiempo al blog. He empezado a maquinar algún que otro proyecto, así que ya os iré informando en el futuro...
Han pasado mil cosas desde la última vez que me senté a escribir, aunque creo que lo más relevante es el hecho de que ya tenemos nuevo Rey. De fútbol, queridos relojeros, casi que ni hablamos.
Hoy os traigo la historia de una compañía de teatro; joven, pero muy divertida y con muchísimo talento. Ellos son Dieznoslibre (página web oficial). 
Creo que lo primero que debéis saber es que dos de los miembros de la compañía son mis padres. Mi madre se incorporó el año pasado y mi padre hizo lo propio hace unos meses. 
No pude asistir a una obra de la compañía hasta el año pasado, cuando Dieznoslibre estrenó por todo lo alto "Cachito de Cielo" en el Ateneo de Madrid. 
Y qué queréis que os diga... me impactó hasta el último detalle. Sin contar con los recursos propios de una compañía de teatro profesional (aunque desde mi humilde punto de vista, Dieznoslibre no tiene nada que envidiar a otros grupos), consiguieron crear una comedia divertida, desenfadada y que, como pude escuchar en algún corrillo del teatro el año pasado, aguantaría un mes en cartelera en la Gran Vía sin ningún problema. Cachito de Cielo es una sátira deliciosa que nos ofrece un retrato decadente de la clase política, que entre chanchullos y adjudicaciones de obras públicas consigue encandilar al espectador desde el primer momento. 

Podéis ver el tráiler de Cachito de Cielo aquí.
Podéis ver la obra entera aquí.

Pero todo eso sucedió el año pasado. La altísima calidad de la producción hizo que mis expectativas en lo referente a la obra de este año fueran altísimas. La oferta de Dieznoslibre para este año era Habemus Patam, ambientada en la Antigua Roma de César (y Cleopatra).
La página web de la compañía describe a esta obra como una mezcla de "las intrigas políticas, la corrupción, las trágicas ambiciones personales y el sucio mercantilismo de la Roma clásica" que, añade, "el tiempo ha conservado con sorprendente frescura hasta nuestros días". 
Impresionante. Si la del año pasado supo estar a la altura, la producción de este ha superado las mejores expectativas. En un auditorio del Colegio Mayor Elías Ahuja de Madrid a reventar (lo sé porque hice de taquillero y pude comprobar cómo mucha gente presenció la obra de pie), la compañía consiguió arrancarle al público largos minutos de aplausos y carcajadas. No puedo revelar mucho más acerca de Habemus Patam. Dieznoslibre hará, a la vuelta del verano, una representación en Cuenca y quién sabe si en alguna otra ciudad de nuestra geografía. No cabe duda de que la representación anual de la obra de Dieznoslibre se ha convertido en todo un evento.

Ahora que tenéis su página web, os recomiendo estar atentos a próximos anuncios. Las entradas siempre vuelan...

Así que nada, os dejo hasta nuevo aviso. Sigo avanzando en todas y cada una de mis series: estoy terminando la segunda temporada de Orange is the New Black y hoy mismo empiezo la cuarta de Juego de Tronos. ¡Os iré contando!


3 comentarios:

  1. Pepe, muchas gracias en nombre de dieznoslibre por hacer de taquillero, pero sobre todo por hacer de crítico!!! Ojalá sigamos acumulando éxitos contigo...
    Pal (dieznoslibre)

    ResponderEliminar
  2. Pepe, ya me habían hablado de tu comentario, pero hasta hoy no lo había podido leer. Muchas gracias por tus elogios, tan generosos. La incorporación de tus padres a dieznoslibre ha sido un lujo, y la tuya como crítico, un chollo. Esperamos no defraudarte el año que viene.
    Germán

    ResponderEliminar