lunes, 21 de julio de 2014

Exhortaciones inútiles

Hace pocos días conocíamos una terrible noticia: un avión con 298 pasajeros a bordo era derribado en la zona ucraniana de Donetsk. El avión cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lampur y pertenecía a la misma compañía cuyo Boeing 777 desapareció sin dejar rastro hace meses, Malaysia Airlines. Entre acusaciones y reproches, parece ser que la comunidad internacional ha olvidado lo que, desde mi punto de vista, es lo más importante. Se deben pedir responsablidades por lo ocurrido. Sin embargo, no parece que ningún lider mundial esté por la labor... o al menos a este lado del charco, en Europa.

En medio de uno de los conflictos más tensos que se recuerdan, el de Ucrania, noticias estremecedoras no dejan de sucederse. Y es que, por si no fuera poco el hecho de que estamos ante un país completamente dividido y confrontado sumido en un conflicto que ya se puede considerar armado, se ha perdido ya lo que a mi juicio le daba un mínimo aire de seguridad al país: la autoridad del gobierno. Éste se encuentra acorralado entre intereses sin esclarecer y no parece dispuesto a tomar las riendas de la situación de una vez por todas. Mientras tanto, en un intento de restablecer el Imperio Ruso, el todopoderoso Vladimir Putin sigue empecinado en intentar demostrar algo indemostrable; aquello de que Rusia está por encima de todo el mundo, y en especial de Estados Unidos.

La pregunta que no deja de revolotearme por la cabeza es, ¿dónde está la ONU? La organización que se supone vela por la paz y seguridad mundial está completamente desaparecida. El Consejo de Seguridad no es capaz de llegar a resoluciones que comprometan a sus miembros más allá de los conocidos "invita a ", "exhorta a" o "recomienda". ¿Por qué no se toman medidas convincentes, que devuelvan aunque sea un destello de esperanza al pueblo ucraniano? ¿Cómo se puede pedir a la sociedad que crea en un organismo inmóvil, que parece tener miedo a la Madre Patria Rusa? 

¿Y Europa? Lo único que he escuchado decir a la canciller Merkel es que quiere una "investigación independiente" para esclarecer lo ocurrido, lo mismo que a Hollande y Cameron. El viejo continente simplemente no puede esperar el salvavidas de EEUU. Los líderes europeos no pueden dar por sentado que Obama se encargará de todo por todos, principalmente porque es Europa la principal afectada por el conflicto entre Ucrania y Rusia, ya que comparten fronteras. Por aquello del fracking, método por el cual EEUU es energéticamente independiente, ya no necesita proteger las fuentes de petróleo y otros recursos naturales, pero Europa sí, por justo lo contrario. Nuestro continente (a excepción de España y países escandinavos) dependen exclusivamente del gas ruso, por lo que elevar el tono de nuestras amenazas a Rusia no nos conviene nada. ¿No es así, Angela?
No dejo de escuchar de boca de líderes europeos que Europa tiene que recuperar el terreno perdido en la diplomacia internacional. Hasta ahí, completamente de acuerdo. Pero, ¿cómo esperan hacer tal cosa si ni siquiera son capaces de adoptar un discurso creíble y realista respecto a un conflicto que ha puesto en jaque a la comunidad internacional? El derribo del vuelvo MH17 sienta un precedente extremadamente peligroso. Se han perdido 300 vidas en vano y se deben tomar medidas de inmediato, independientemente de las consecuencias que ello traiga o de los intereses que afecte.
¿Cómo se le explica a las familias de las víctimas que ningún país está dispuesto a ir más allá de una declaración de intenciones? 
Creo que hay que reflexionarlo.

Veremos lo que pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario